¿Cómo Cuidar Tu Barba Para Que Esté Hidratada Y En Buena Condición?

¡Qué bien se ve un hombre con unas barbas o bigotes bien cuidados!

El usar barba, bigotes, o combinación de ambos está muy de moda.  Este aspecto hace ver al hombre extremadamente masculino.  Lo cual atrae al sexo opuesto.  El problema está en que la mayoría de los chicuelos solo se dejan crecer el bello facial pero no saben cómo cuidarlo.  Esto, como resultado, tiene el efecto opuesto al deseado.

No dejes que esto sea un problema ya que aquí te presentamos como cuidar, hidratar, y peinar tu barba.  Sigue leyendo y te quedaras boca abierta de lo fácil que es verse bien.

La barba necesita cuidados.  Es importante tener en cuenta, que debajo de ella hay piel.  Esa piel es delicada y precisa cuidados como limpieza e hidratación.  Algo que debemos de tener en cuenta es el cambio climático debido a las estaciones del año.  Este cambio dictará la frecuencia en que la lavas.  También sirve para dictar el tipo de productos que utilizas.  Recuerda que la piel de debajo no es como la del cuero cabelludo, por lo que necesitamos cuidados diferentes.

¿Por qué es importante la frecuencia en la que has de lavar la barba? Es una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta.  De lo contrario podemos entorpecer su crecimiento óptimo.  Ésta, posee aceites naturales que intervienen en su crecimiento, fortaleza y brillo.  Una frecuencia demasiado alta de lavado puede acabar con estos aceites naturales y jugar en nuestra contra.

Es recomendable lavarla un máximo de tres veces a la semana usando jabones o champús.  El resto de las veces basta con lavarla únicamente con agua.  De esta manera, y espaciando los lavados en días alternos, consigues respetar los aceites y dejar que se regeneren y actúen sobre nuestra piel y pelo.

¿Cómo Cuidar La Barba Para Que Esté Hidratada Y En Buena Condición?

Aprende a lavarla.  Para ello te recomendamos utilices productos específicos para ello.  Otra opción es usar el champú y acondicionador de tu esposa.  Lávala con champú y utiliza las yemas de tus dedos para brotarla.  Asegúrate de que estas alcanzando tu piel, ya que esta necesita limpieza.

Esa piel debe de quedar limpia e hidratada.  Enjuágala bien para evitar que queden restos o residuos.  Estos residuos pueden provocar picores o descamaciones una vez que la barba se seque.  Asegúrate de no usar agua demasiado caliente para su lavado.  El agua caliente tiende a eliminar los aceites de tu piel.  Recomendamos laves tu pelo facial con agua tibia.

Secado.  La mejor manera es pasar suavemente una toalla limpia por toda la zona.  Puedes comprarte una toalla para lavado de cabeza, las cuales tienden a no quebrar el cabello.  Otra opción es dar un poco con el secador, a temperatura media, para terminar de secar todo.  El secador te ayudará a estirar un poco el pelo.

Hidrátala.  Lo importante en este paso es hidratar la piel debajo del cabello facial.  Este paso te ayudará a conseguir un aspecto saludable y brillante en ella.  Una piel muy seca o descamada ralentizaría el crecimiento.  Los mejores productos para hidratarla son los aceites esenciales.  El uso de estos productos es muy sencillo.  Basta con poner una pequeña cantidad de aceite en la palma de la mano, necesitarás más si tienes el cabello más largo.

Asegúrate de empezar por la parte de abajo.  Usa los dedos para que el aceite llegue a la piel.  Tienes la opción de peinarla o cepillarla.  Recuerda de usar movimientos suaves.

Recomendamos solo peinarla después de la hidratación para evitar pelos rotos.  También hay que evitar peinarla después de usar el secador, mientras está todavía caliente.  Esta, al igual que con el pelo mojado, hace que el pelo se debilite.  Conviene esperar unos minutos para dejar que se atempere.

Elige el peine adecuado.  El tamaño y distancia entre los dientes de un peine debe estar adecuado al tamaño y la densidad que tengas.  El material con el que son fabricados juega un papel determinante.  Los pelos faciales generan mucha fricción y, por consiguiente, electricidad estática.  Un peine de plástico barato va a electrizarla.  Esto impide domar los pelos rebeldes, que acabarán de punta y dispersos.

Otra cosa para tener en cuenta es el acabado del peine.  Un peine de plástico hecho en molde es propenso a tener bordes afilados, lo cual puede rasgar tu piel.  También tienen dientes con marcas que van a engancharse en nuestros pelos, rompiéndolos y cortándolos y, por tanto, mermando nuestra barba.

Fuente: http://www.tubarba.com

Etiquetas: